ENVÍOS GRATIS A PONTEVEDRA CIUDAD A PARTIR DE 10€

Mi cuenta
0 artículos

¡Todavía no hay productos!

Temas

Gurami Perla un pez con un impresionante colorido y con un carácter inmejorable.

19/07/2021 · Fichas técnicas de peces

Gurami Perla un pez con un impresionante colorido y con un carácter inmejorable.

LOS DATOS CIENTÍFICOS DE TU PEZ SON MUY IMPORTANTES PARA SU MEJOR CUIDADO:

Nombre científico: Trichogaster leeri
Nombre común: Gurami Perla, Gurami mosaico
Tamaño del acuario: 100 a 150 litros
Temperamento: Pacífico y tímido
Temperatura: 22ºC a 27ºC
pH: 6 a 7.5
Dieta: Omnívoro
Longitud: Hasta 12 cm.

El Gurami perla es un pez de acuario, que también es muy conocido por su nombre científico: Trichogaster leeri.

Pertenece a la especie de los Belóntidos (pez Betta, pez Paraíso…), familia Trichogaster.


Estamos ante un pez muy conocido y popular entre los acuariofilos, por ser fácil de aclimatar y reproducir, estando al alcance de cualquier principiante.

En el acuario raramente superan los 7 u 8 centímetros, pero en libertad pueden llegar a medir hasta 12 centímetros.

Tienen un cuerpo aplanado y alargado, aunque da la sensación de ser algo más anchos de lo que en realidad son por su aleta anal, que recorre todo el vientre del pez y prácticamente se une con la aleta caudal.

Las aletas pectorales están transformadas en barbillones, que le sirven como órgano sensorial para orientarse en situaciones con aguas turbias.

Color fondo plateado a pardo, con ciertos tonos de violeta, cubierto de puntos de un color más claro.

Su cuerpo, está recorrido horizontalmente por una banda zigzagueante de color marrón oscuro que va desde la boca, para terminar cerca de su aleta caudal.

Al igual que la mayoría de los Trichogaster, posee una mancha negra en la base de la cola.

El dimorfismo sexual se suele apreciar a medida que el pez envejece.

Cuando son especímenes jóvenes, es más complicado apreciar la diferencia, pero a medida que pasa el tiempo se aprecia como el macho posee unas aletas anal y dorsal más alargadas que en la hembra, terminando ligeramente en punta.

En la época de freza los machos intensifican su colorido y adquieren un tono anaranjado en su zona ventral.

La coloración de la hembra es más apagada, con colores tirando a marrón y vientre blanquecino.

También suelen ser de un tamaño ligeramente menor que los machos, y sus aletas en vez de acabar en punta, son redondeadas.

Gurami Perla un pez con un impresionante colorido y con un carácter inmejorable. - Imagen 1

SABIENDO DE DÓNDE VIENEN Y CÓMO VIVEN EN LIBERTAD PODRÁS SABER MÁS SOBRE LAS MEJORES CONDICIONES DE TU PEZ:

Están presentes en muchas ubicaciones, aunque sus países de origen son Malasia, Borneo y Sumatra.

Viven en estanques, arroyos, pantanos y ríos de corrientes tranquilas, con gran densidad de vegetación.

Necesitan un acuario espacioso, densamente plantado en el que hay que incluir plantas de acuario flotantes.

Al igual que ocurre con los Bettas, poseen un órgano llamado laberinto para respirar en superficie, por lo que se le debe procurar un ambiente superficial relativamente cálido y húmedo.

Como son peces de aguas tranquilas, hay que procurar que la corriente dentro del acuario sea más bien débil.

La temperatura del agua se tiene que mantener en el entorno de los 22ºC a 27ºC, con un pH entre 6 y 7.5.

Prefieren aguas blandas, ligeramente ácidas.

En su medio de origen habita charcas cenagosas, con gran cantidad de materia orgánica en suspensión, pobres en sales y con un Ph ácido.

El único elemento abundante en disolución es el hierro que da su característico color rojo al agua.

Obviamente no es necesario reconstruir exactamente estas condiciones en un acuario.

Con la cría en granjas se a logrado «reducir» los requerimientos en lo que a condiciones del agua se refiere, llegando incluso o vivir sin problemas en aguas duras y alcalinas.

Sin embargo las condiciones adecuadas para esta especie son un Ph entre 6 y 7 (mejor entre 6.5 y 7) y blanda (TAC inferior a 4º franceses, un grado francés de dureza es igual a 10 mg de calcio por litro de agua).

Son peces a los que gusta el calor (a 27º C están verdaderamente a gusto), y toleran muy poca o ninguna corriente, además son peces tímidos a los que no les gusta una iluminación excesiva y que requieren abundantes refugios en los que esconderse para estar tranquilos.

Por estas especiales características los compañeros ideales de los guramis perla son otras especies de Guramis, colisa y betas, que tienen requerimientos en lo que respecta a agua y temperatura similares al gurami perla.

El acuario para guramis no debería ser nunca excesivamente profundo, no más de 30 cm, y es importante que sea ancho.

A la temperatura del agua a la que se puede mantener a estos peces, la cantidad de oxígeno disuelta es baja, y no contribuiremos en absoluto a la supervivencia de los habitantes del acuario si dificultamos el intercambio gaseoso con una pequeña superficie de contacto con el aire en relación al volumen.

El tamaño mínimo del acuario requerido para los guramis debería de ser de 100 l.

Son peces que suelen nadar en los estratos superiores y medios del acuario, aunque no es raro que ocasionalmente bajen a «explorar» el fondo.

Son peces que originalmente provienen de charcas o lagunas en las que la superficie del agua está completamente cubierta por plantas flotantes, la luz que llega es muy suave, por lo que deberemos reproducir las condiciones de iluminación.

Es muy recomendable usar plantas flotantes como la Salvinia o la Riccia.

Todas las plantas flotantes necesitan una iluminación intensa, que además debe encontrarse situada a una distancia suficiente como para no quemar las hojas.

Los guramis perla pueden vivir en aguas que no se adapten a sus necesidades y a temperaturas más bajas, aunque sus colores serán siempre más apagados.

Esta especie es muy sensible a los cambios bruscos en las condiciones físico químicas del agua, por lo que hay que tener, mucho cuidado cuando hagamos los cambios de agua.

Gurami Perla un pez con un impresionante colorido y con un carácter inmejorable. - Imagen 2

DARLE LA MEJOR ALIMENTACIÓN ES FUNDAMENTAL PARA TU PEZ:

No nos van a dar problemas con la alimentación, ya que son omnívoros.

La base de la dieta la debemos construir a partir de alimento seco de calidad en escamas y gránulos.

Idealmente hay que complementarla con larvas de insectos.

Glu Glu Pet te recomienda artemia o cualquier otro producto liofilizado.

También se pueden utilizar productos congelados.

Se les debe alimentar al menos dos veces al día, con el alimento que puedan comer durante unos pocos minutos, sin que acabe en el fondo del acuario.

Los guramis son animales omnívoros con un claro predominio del componente animal sobre el vegetal en su dieta, no suelen morder las plantas, y prefieren algas como parte vegetal de su dieta.

Aceptan sin problemas los alimentos en escamas, pero si se quiere tener animales sanos y en condiciones de reproducirse habrá que recurrir a los alimentos naturales (vivos o congelados).

Pese a su tamaño hay que decir que los guramis perla tiene una boca proporcionalmente muy pequeña, cosa que hay que tener en cuenta.

Dos comidas a lo largo del día sería lo más indicado, una con alimento en escamas y al otra con natural.

SI SABES CÚAL ES SU COMPORTAMIENTO Y SU COMPATIBILIDAD CON OTROS PECES PODRÁS DARLE TODO LO QUE NECESITAN:

Son peces muy pacíficos, tímidos y reservados, que necesitan vivir en un acuario de gran tamaño, con gran profusión de vegetación y escondites donde refugiarse.

Puede convivir con otras especies de peces, que tengan hábitos similares y sobre todo, tranquilos.

Gurami Perla un pez con un impresionante colorido y con un carácter inmejorable. - Imagen 3

SE REPRODUCEN MUY FÁCILMENTE:

La popularidad del Gurami perla se sustenta en que son fáciles de aclimatar, son tranquilos, pero también son relativamente fáciles de reproducir para un principiante.

Pueden reproducirse en un acuario comunitario, pero se recomienda acondicionar un acuario de puesta, que debe tener unos 50 litros para una pareja adulta de Guramis.

Para desovar necesitan que el acuario tenga una buena cantidad de plantas de superficie, y el fondo en tonos oscuros.

Alrededor de las plantas de superficie, el macho construirá su nido de burbujas en el que la hembra depositará unos 1.000 huevos.

Es importante que el macho se mantenga separado de la hembra hasta el momento del apareamiento, pero debe haber contacto visual.

Una vez puestos los huevos, se retirará la hembra del acuario.

Los alevines nacerán pasados algo más de cuarenta y ocho horas, permaneciendo en el nido de burbujas durante unos cuatro días.

Posteriormente conviene retirar al macho.

Los alevines se alimentarán en un primer momento con infusorios, a medida que van creciendo se les puede dar nauplios de artemia.

Dos días después de la eclosión los alevines son capaces de nadar por si mismos, momento apropiado para retirar al macho y disminuir la altura del agua a 10 cm.

Los primeros 5 – 7 días los alevines sólo podrán alimentarse de infusorios o preparados líquidos para alevines, a partir de este momento podrán comenzar a alimentarse con nauplios de artemia y gusanos micro.

A partir de las 4 – 6 semanas aceptaran pienso en polvo. A medida que se desarrollen se aumentara el tamaño de las presas. Se debe cambiar al menos el 50 % del agua cada dos días.

Su crecimiento es muy lento e irregular, y a menudo habrá que realizar selecciones.

A partir de la cuarta semana se puede ir subiendo el nivel del agua a nivel de 2 a 3 cm por semana.

Al igual que en el caso de otros peces con laberinto el periodo de formación de este es crítico.

El aire sobre el agua debe de estar a la temperatura y humedad adecuada, de hay la importancia de la tapa.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos o escríbenos

¡Síguenos en las redes!

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir ofertas y novedades exclusivas.