ENVÍOS GRATIS A PONTEVEDRA CIUDAD A PARTIR DE 10€

Mi cuenta
0 artículos

¡Todavía no hay productos!

Temas

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam.

22/11/2021 · Fichas técnicas de peces

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam.

CUIDAMOS DE TUS MASCOTAS, CUIDAMOS DE TI.

En Glu Glu Pet cuidamos de nuestros animales lo mejor posible, conocemos todas sus características y les damos el mejor cuidado por que nuestro lema es: "mascotas sanas, mascotas felices".

Es muy importante conocer las características de nuestras mascotas para darles el mejor cuidado, para ello tenemos que conocer dónde viven y cúal es su hábitat, para proporcionales siempre los mejores cuidados.

Para saber más sobre estos peces consulta otro de nuestros artículos: El pez luchador o combatiente de Siam, Betta Splendens.

CÓMO VIVEN LOS PECES BETTA:


Los peces Betta son oriundos de la cuenca del Mekong en el sureste asiático, estos peces abundan generalmente en aguas de lento movimiento como arroyos pequeños, charcos y arrozales.

Algunas especies suelen ser criadas por los mismos campesinos de los arrozales para consumirlos posteriormente.

Es muy común en regiones de Tailandia, Vietnam, China y Siam.

Se adaptan a situaciones raras, como a medios acuosos con pH ácido y dureza, y la temperatura no les supone ningún problema, estando entre 24 y 30 grados.

Se suelen rodear de vegetación, por eso también pueden usar el oxígeno para seguir vivos.

Los betta son unos peces preciosos con diferentes formas de cola que los hace realmente fascinantes.

Pueden ser en forma de peine, de corona, media luna, medio sol, delta, doble pluma, rosa, redondo y velo.

El pez Betta es fácil de cuidar y casi cualquier persona podría hacerlo cambiando su agua y alimentándolo regularmente.

Pero estos peces necesitan algo más para vivir felices y sanos.

En su hábitat son peces que presentan unos colores algo opacos aunque esto varía cuando se ponen nerviosos.

Pero este pez ha sido cruzado para conseguir unos colores vibrantes como rojos, azules o verdes.

Es una especie que se ha convertido en un pez muy popular para los acuarios, debido en parte a sus colores y también a sus elaboradas aletas, porque son muy vistosas, en forma de largos velos.

No obstante, debes tener en cuenta, que a pesar de su carácter tranquilo, son peces bastante agresivos.

En Glu GLu Pet verás que se encuentran en cubículos pequeños, que parecerá que son para protegerles de los otros peces, pero en realidad son para proteger a los otros peces de ellos.

Son muy territoriales y de ahí les viene el nombre de Luchador del Siam, y en el caso de los betta machos pueden agredir a otros peces de su misma especia provocándoles lesiones graves e incluso la muerte.

Las hembras de esta especie pueden vivir juntas, y los machos pueden convivir con peces de otras especies sin problema.

Se puede distinguir fácilmente a los machos de las hembras, ya que los machos son más grandes, sus colores son más brillantes y sus aletas están más adornadas.

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam. - Imagen 1

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam. - Imagen 2

CÓMO ES EL PEZ BETTA:


Al crecer, pueden llegar a medir hasta seis centímetros de longitud.

Las hembras tienden generalmente a ser más grandes que los machos, no obstante, sus aletas no llegan a desarrollarse tanto y su color suele ser algo más oscuro.

Existen muchos tipos y sus colores son variables.

Los hay rojos, verdes, azules y de colores cruzados, encontrando estas tres tonalidades en el mismo ejemplar.

Si se quiere conseguir un color específico hay que cruzar a dos peces que sean del mismo tono.

Las aletas dorsal y anal se presentan muy desarrolladas, no tanto así la aleta caudal.

Para diferenciar el sexo de estos peces, bastará con conocer que los machos presentan mayor desarrollo de sus aletas que los ejemplares hembra.

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam. - Imagen 3

CÓMO SE COMPORTAN:


Al ser muy territoriales es casi imposible mantener dos machos en el mismo espacio porque pueden llegar a causarse la muerte.

Tras una danza rigurosa en la que ambos peces se desafían a nado, extienden sus colas y arremeten el uno contra el otro, destrozándose las aletas y ocasionando heridas severas que conducen a la muerte.

Las hembras suelen ser más pacíficas, y es por eso que se recomienda tener tres hembras por cada macho.

La convivencia de peces agrupados de dicha manera no suele suponer un problema.

En cuanto a su esperanza de vida, suelen vivir unos tres años, no más.

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam. - Imagen 4

LAS CARACTERÍSTICAS DEL HÁBITAT DEL PEZ BETTA:

En su hábitat natural son omnívoros, comen todo tipo de insectos que estén a su alcance como las moscas, saltamontes, grillos o larvas de cualquier insecto que puedan encontrar en la superficie del agua.

En su hábitat presentan unos colores marrones o verdes opacos, y son más vistosos con las aletas más pequeñas.

El pez betta que conocemos de los acuarios ha sufrido varios cruces para conseguir el resultado tan espectacular tanto en colores como en formas de la cola y tamaños.

Tienen un órgano especial llamado laberinto que les permite respirar aire de la superficie.

Este órgano laberinto se debe a que en su hábitat pueden encontrar aguas con poco contenido de oxígeno como los arrozales menos profundos, e incluso podrían llegar a vivir en aguas estancadas o contaminadas.

Cuando la betta hembra pone sus huevos el macho los recoge con su boca y los escupe dentro de un nido de burbujas que ha construido previamente, y cuida de los huevos hasta que nacen.

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam. - Imagen 5

CUIDADOS DEL ACUARIO PARA LOS PECES BETTA:


Para asegurar que un pez Betta disfrute de una buena calidad de vida debemos tratar de ofrecerle un entorno parecido al que tendría en estado silvestre.

El pez Betta es originario de Tailandia y hábitat es de aguas poco profundas, como son los arrozales.

Salen con cierta regularidad a tomar el aire, por ese motivo no hará falta que añadas un filtro o un sistema de aireado.

Lo más importante es que el pez Betta cuente con un hábitat espacioso y limpio, adaptado a sus necesidades específicas como especie.

Cuidados específicos para los peces betta o luchadores de Siam. - Imagen 6

ELEMENTOS DEL ACUARIO DEL PEZ BETTA:


Es muy importante que la pecera del pez Betta contenga diversos elementos, por ese motivo a continuación, en Glu Glu Pet te mencionaremos aquellos que son indispensables.

No olvides que puedes elegir aquellos que más te gusten para que tu pecera sea única:

  • Arena o grava: son preferibles aquellas que sean de textura suave y fina para que no les moleste en sus aletas a nuestro pez Betta. Además, esta deberá tener un grosor mínimo de al menos 2 centímetros.
  • Plantas: utilizaremos siempre las que sean naturales para evitar desgarros en la cola de nuestro pez. Te recomendamos la Elodea densa, la Lenteja de agua, la Espada del amazonas o el Bambú. Te sorprenderá lo bien que puede quedar.
  • Rocas: intentaremos minimizar el uso de rocas y otros elementos que puedan dañar las aletas de nuestro pez betta. Con dos o tres elementos de este tipo será suficiente. En Glu Glu Pet encontrarás todo tipo de elementos, desde pequeños barcos pirata hasta budas o dragones, no obstante, te aconsejamos buscar aquellos de cantos redondeados y texturas suaves.
  • Iluminación: un truco para embellecer el ambiente de nuestra pecera es incluir elementos de iluminación tipo led para peceras, disponibles. Utiliza un tono azul, verde o lila para destacar la decoración o el color de tu pez betta.
  • Escondite: especialmente si utilizas iluminación o bien si tienes varios ejemplares de pez Betta es imprescindible que crees escondites de todo tipo dentro de la pecera. Puedes enterrar cuencos, hacer un nido con plantas, cocos, troncos, castillos...
    Mantenimiento, temperatura y consejos extra.
  • La temperatura de la pecera debe oscilar entre los 22 ºC y los 32 ºC: por ese motivo, si en tu localidad no se dan estas temperaturas deberás adquirir un climatizador para acuario que asegure la temperatura ideal para esta especie. En Glu GLu Pet te aconsejamos también utilizar agua sin cloro y sin cal, que renovarás cada 7 días, retirando tres dedos del agua para evitar un cambio radical en el entorno que afecte a la salud del pez Betta.

Es fundamental que de forma regular supervisemos a nuestro pez Betta para comprobar que se encuentra físicamente bien y que no ha padecido lesiones debido a los elementos incluidos en la pecera, así como aquellos que puedan estar provocados por otros peces.

Además, es muy aconsejable que la pecera esté cubierta en su parte superior, ya que se trata de un pez con tendencia a saltar, lo que puede provocar que salga de su hábitat.

COMPATIBILIDAD DEL PEZ BETTA:


Un factor que repercutirá directamente en los cuidados del pez Betta, es la alimentación y en la pecera es la presencia de otros animales en el acuario, ya hablaremos de otros peces Betta, especies distintas e incluso moluscos limpiadores o gambas de acuario.

  • Betteras: son entornos específicos para la cría del pez betta. Son de tamaño pequeño y reducido, por ese motivo su uso es exclusivo en la época de reproducción.
  • Varias hembras: puedes juntar a varias hembras en una misma pecera aunque al menos deben ser tres, para que establezcan una jerarquía. Si bien es menos probable que en el caso de los machos, puede que las hembras se ataquen entre sí, en este caso deberás tener una pecera extra para poder separarlas. Para mejorar las probabilidades de convivencia debes adoptar al mismo tiempo diferentes hembras (hermanas) que hayan convivido juntas desde pequeñas. Utiliza un acuario 30 o 40 litros como mínimo.
  • Un solo macho y tres hembras: en este caso deberás tener cuidado con las agresiones que las hembras puedan tener entre sí, sigue los consejos que comentamos en el punto anterior. Utiliza un acuario de 40 litros para evitar ataques así como proveerlas de diferentes escondites por si necesitan refugiarse.
  • Comunidad de peces betta: te recordamos en Glu Glu Pet que el pez Betta o luchador de Siam es un pez agresivo por naturaleza, por ese motivo y a no ser que dispongas de un acuario de al menos 100 litros lleno de escondites no te recomendamos crear una comunidad.
  • Comunidad de diferentes peces: debes informarte sobre los diferentes tipos de peces de agua fría antes de juntarlos para prevenir ataques y agresiones. Es importante que la pecera cuente con una capacidad de al menos 100 litros y que tenga escondites diversos. Los gouramis perla son una buena opción.
  • Finalmente recordar que nunca debes juntar a dos o más machos: pues son muy agresivos entre sí y acabarían lastimándose unos a otros. Lo más aconsejable es tener un único ejemplar en la pecera, no obstante, puedes informarte acerca de las especies más compatibles con el pez Betta.

LOS COMPLEMENTOS IDEALES DEL PEZ BETTA:


Para los cuidados diarios de nuestro acuario podemos necesitar diferentes accesorios y complementos que nos ayuden a conseguir el ambiente perfecto para nuestros peces.

Un pez betta puede llegar a vivir hasta tres años con unos buenos cuidados.

Unos consejos para conseguir un ambiente feliz para el pez betta son:

  • Debe estar en un espacio amplio, de al menos 24 pulgadas cuadradas de agua por cada pulgada de pez.
  • Que la bomba de agua y el filtro sean silenciosas y mantengan el agua limpia y fluyendo constantemente.
  • El agua debe estar a una temperatura de entre 22 y 27 grados centígrados.
  • Coloca una bomba de aire para mantener el agua con oxígeno y un termómetro que controle la temperatura.
  • Es importante que el pez pueda explorar, por lo que debes ponerle plantas, rocas y diferentes objetos para que pueda hacerlo.
  • Debes proporcionarle un lugar para que se oculte, ya que aunque les gusta nadar, les encanta estar entre el follaje del acuario, y es ahí donde pasará mas tiempo.
  • Coloca tu acuario lejos de la televisión y de la luz solar directa. Deben estar en una zona tranquila.
  • Procura no asustar a los peces con cambios bruscos de iluminación o ruido.
  • Aliméntales al menos una vez al día y con comida adecuada.
  • Limpia regularmente el acuario.
  • Asegúrate de utilizar siempre un acuario con tapa ya que estos peces saltan y pueden caer fuera de la pecera sin que te enteres.

TIPOS DE PECES BETTA:

Existen diferentes tipos de peces betta que podemos identificar a través de la morfología que presentan.

Básicamente, podemos orientarnos a través de las aletas y la cola.

Pero además, de esta forma, también podremos aprender a diferenciar un pez betta macho de una hembra.

1. Pez Betta cola de velo (Veil tail betta):


El pez betta splendens cola de velo es sin duda una de las variedades más comunes que existen y destaca por la aleta caudal en forma de velo, como bien su nombre indica. La cola debe ser del mismo tamaño que el cuerpo y la base y la punta son igualmente anchas.

2. Pez Betta media luna (Halfmoon betta):


El pez betta cola de media luna es uno de los más vistosos y apreciados por su gran cola de forma redondeada que en ocasiones supera los 180º.

Es voluptuoso y podemos encontrarle de muchos colores distintos. La hembra muestra una cola corta pero igualmente redondeada.

3. Pez Betta corona (Crowntail):


El pez betta splendens cola de corona es también uno de los peces betta más apreciados por su peculiar aleta que se extiende más allá de la cola formando unas puntas similares a las de una corona.

Este pez betta es el resultado de una intensíssima selección controlada.

El macho es quien muestra la corona más grande y elegante, la hembra sencillamente mostrará unas pequeñas puntas características.

4. Pez Betta de doble cola (Double tail):


El pez betta de doble cola en realidad no tiene una cola doble, se trata de una única aleta caudal que divide sus huesos en dos, uno por encima del otro, creando una bonita figura distinta a todas las de los demás peces betta.

La hembra también muestra este tipo de genética aunque menos vistosa.

CÓMO SE ALIMENTAN:

Los peces Betta pueden ser tanto herbívoros como omnívoros.

Son capaces de alimentarse de mosquitos, larvas, gusanos o zooplancton.

La presencia de productos cárnicos variados en su dieta repercute directamente en la pigmentación de su piel, alcanzando tonalidades más vivas y hermosas.

La alimentación del pez Betta debe estar adaptada a sus necesidades nutricionales y ella influirá directamente en sus escamas y esperanza de vida.

Hablamos de un pez que en estado silvestre se alimenta a partir de pequeños insectos que residen entre las plantas o en el fondo de los ríos y es que, aunque se trata de un pez omnívoro, el pez Betta prefiere alimentarse como si fuera un carnívoro.

  • Escamas (o pellets): este alimento está disponible en cualquier tienda especializada y constituye un extra diario para asegurar el aporte nutricional adecuado, no obstante, no debe ser la base de su alimentación.
  • Crustáceos e insectos: deberás ofrecerle una cantidad variada de alimento de origen animal, que puedes adquirir en tiendas especializadas, ya sea vivo o congelado. Puedes incluir larvas de mosquitos, gusanos tubiflex, grindal, artemia etc.
  • Verduras variadas: también puedes enriquecer su alimentación haciendo pequeños "ramilletes" de verduras variadas, como pueden ser los brotes tiernos de las ensaladas. También puedes apostar por zooplancton.
  • Papilla para peces Betta: algunas personas prefieren hacer una papilla mezclando de forma proporcional todo el alimento, que incluya un 60% de alimento de origen animal y un 40% de escamas y verduras variadas.

CÓMO SE REPRODUCEN:


A la hora de reproducirse tienen una ceremonia digna de contemplar.

Cuando dos peces Betta se aparean, suelen acompañar el ritual con una preciosa danza, que culmina finalmente en la creación de un nido de burbujas donde incuban a las nuevas crías, este nido se forma a través de la mucosa segregada por el pez betta macho, de modo que se protegen los huevos hasta su eclosión.

Para que se pueden reproducir en cautividad es preferible alejarles del resto de peces y que estén rodeados de mucha vegetación, con un suelo liso sin graba porque los huevos tienen un color parecido y podrían llegar a confundirse.

La temperatura debe permanecer sobre los 26 a 28 grados.

El agua debe poseer una baja presencia de nitritos y mantenerse lo más tranquila posible.

También se recomienda retirar a la hembra tras la puesta, pues el macho velará por el resto del proceso de reproducción.

MÁS CUIDADOS DEL PEZ BETTA:


La esperanza de vida del pez Betta es de alrededor de 5 años, por este motivo, si quieres que tu pez la alcance deberás prestar especial atención a sus cuidados y ofrecerle la mejor calidad de vida posible.

No olvides que también será importante conocer las enfermedades más comunes del pez Betta, con el objetivo de poder identificarlas y tratarlas de forma si aparecen.

ENFERMEDADES MÁS COMUNES DE LOS PECES BETTA:

Los betta o también llamados "combatientes" son esos peces pequeños y con mucha personalidad, que muchas personas quieren tener, debido a sus vibrantes y hermosos colores.

Si el acuario o la pecera donde se encuentran se mantiene en las mejores condiciones: limpia y fresca, los betta pueden vivir más tiempo y estar más contentos.

Si el espacio no está en apto para la vida saludable, los betta suelen generar enfermedades parasitarias, fúngicas o bacterianas.

CONOCE UN POCO MÁS A TU PEZ BETTA:


La mayoría de las enfermedades que sufren los peces betta pueden prevenirse tan sólo con un buen y limpio ambiente.

Trata de empezar a conocer a tu pez desde el primer día que lo llevas a casa.

Observa su comportamiento cuando está en optimas condiciones, de esta forma, si llega a enfermarse y los síntomas físicos no han llegado, podrás identificar si algo no anda bien ya que, con seguridad, su comportamiento cambiará.

Un buen momento para hacerlo es durante la limpieza del acuario y cuando se está alimentando.

Si tu pez se encuentra enfermo no querrá comer tanto o se negará a hacerlo del todo.

COLUMNARIS- HONGO DE LA BOCA:


El hongo de la boca es una bacteria que, ya de por sí, se gesta en los acuarios y estanques.

Es una bacteria que puede ser tanto beneficiosa como perjudicial.

Cuando un betta sufre de esta enfermedad, físicamente, comienza a presentar manchas tipo "algodón o gasa" en las branquias, boca y aletas por todo el cuerpo.

Este problema es causado cuando las condiciones del hábitat del animal no son las apropiadas o estresantes y poca circulación de agua nueva y limpia.

LA HODROPESÍA:


No es considerada una enfermedad como tal, si no una manifestación del mal estado interno o degenerativo del pez, presente por otras patologías como, por ejemplo, la hinchazón y acumulación de líquido en hígado y riñón.

Puede ser causada por parásitos, virus, mala nutrición y bacterias.

La hidropesía es grave y visible porque la zona abdominal está claramente inflamada y algunas partes del cuerpo salen como si la piel estuviese hecha de pequeños pinos.

Otros síntomas son, poco apetito y necesidad constante de subir a la superficie para recibir oxigeno.

Es una enfermedad que, podría resultar contagiosa para otros miembros del acuario, pero en la mayoría de los casos no lo es.

COLA ROTA O DESILACHADA:


Esta es, sin duda, una de las enfermedades más comunes de los peces betta, habiendo cientos que casos que reportan su aparición.

Sus aletas largas de estilo tecnicolor son susceptibles a una mala y pobre calidad del agua, aunque pareciera como si el betta mordiese su propia cola debido a aburrimiento o estrés.

Además del cambio drástico en el estado de la cola, que se ve claramente rasgada, el animal puede presentar decaimiento, manchas blancas extrañas, bordes negros y rojos a los largo de la zona afectada.

No te preocupes porque con un tratamiento, basado prácticamente en cambiar a diario el agua y revisar la fuente de la misma, la cola de tu betta volverá a crecer.

No dejes que los síntomas avancen, pues la podredumbre podría comerse otros tejidos de la piel y pasar de ser un problema tratable a una enfermedad mortal.

ICH O ENFERMEDAD DEL PUNTO BLANCO:


Extremadamente común, causada por la presencia de un parásito que necesita el cuerpo del betta para mantenerse vivo.

Sus síntomas empiezan por cambiar el comportamiento del animal.

Tu pez estará muy apagado, a veces nervioso, y restriegan su cuerpo con las paredes del acuario.

Es después cuando aparecen los puntos blanco por todo el cuerpo.

Estos puntos no son más que quistes que hacen de envoltorio para los parásitos.

Si la enfermedad no se trata, el pez podría morir de sofocación debido a que, por tanta ansiedad, el ritmo cardíaco se ve alterado.

Baños de agua salada, fármacos y hasta termoterapia son algunos de los tratamientos.

LA SEPTICEMIA:



La septicemia es una enfermad no contagiosa producida por bacterias y derivada del estrés que se producen factores como: hacinamiento, cambios demasiados bruscos en la temperatura del agua, llegada de nuevos peces al acuario, mal estado de la comida o por heridas de cualquier tipo.

Se diagnostica por la presencia de marcas rojas como sangre por todo el cuerpo del betta.

Los tratamientos más típicos para esta enfermedad es la colocación de antibióticos en el agua, que luego puedan ser absorbidos por el pez.

De igual forma, los antibióticos, deben usarse con moderación.

Lo mejor será preguntar al veterinario antes de la aplicación, para que pueda recomendar la dosis más apropiada.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos o escríbenos

¡Síguenos en las redes!

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir ofertas y novedades exclusivas.