ENVÍOS GRATIS A PONTEVEDRA CIUDAD A PARTIR DE 10€

Mi cuenta
0 artículos

¡Todavía no hay productos!

Temas

Guía de cómo desparasitar a tu gato

19/05/2021 · Gatos

Guía de cómo desparasitar a tu gato

Desde Glu Glu Pet te recomendamos la desparasitación interna y externa de los gatos.

Te ayudaremos a distinguir entre los internos: gusanos y tenias, y externos: garrapatas, pulgas y otros ácaros, para que así podáis averiguar cómo tu gato puede infestarse y cómo puede afectar a su salud.

Guía de cómo desparasitar a tu gato - Imagen 1

Parásitos internos:

  • Gusanos pulmonares.
  • Gusanos del corazón.
  • Gusanos redondos.
  • Gusanos ganchudos.
  • Tenias.

Parásitos externos:

  • Garrapatas.
  • Pulgas.

Con Glu Glu Pet descubrirás información de primera mano de los riesgos a los que está expuesto tu gato, además de los que está expuesta tu familia y tú, dado que numerosas enfermedades de los gatos son provocadas por parásitos, son zoonóticas, que pueden transmitirse a las personas y afectar a nuestra salud.

Por estas razones te recomendamos que acudas a tu veterinario y le preguntes acerca de la Doble Protección Mensual, la protección interna y externa de tu gato.

Si desconoces dónde se esconden los parásitos o crees que si tu gato no sale de casa, no puede tener parásitos, es el momento de saber que en nuestro entorno existen numerosos parásitos que son altamente perjudiciales e incluso potencialmente mortales.

Gracias a este artículo podrás averiguar el riesgo que tiene tu gato frente a los parásitos más frecuentes, respondiendo diferentes preguntas sobre el estilo de vida y su entorno.

Guía de cómo desparasitar a tu gato - Imagen 2

¿POR QUÉ RECOMENDAMOS UNA DESPARASITACIÓN MENSUAL?

Dado que el ciclo de vida de determinados parásitos es de aproximadamente un mes, cuando hay riesgo de contagio por éstos, se recomienda la desparasitación mensual.

Y si es la Doble Protección Mensual, puedes proteger a tu gato de los parásitos internos y externos más frecuentes de tu entorno a la vez.

Desde Glu Glu Pet y para mantenerte al día de todas nuestras novedades, te invitamos a seguirnos en nuestro perfil de Facebook.

¿QUÉ SON LAS ZOONOSIS EN LOS GATOS?

Las zoonosis son aquellas enfermedades que pueden transmitirse directa o indirectamente entre animales y personas.

Pueden estar producidas por bacterias, virus, hongos y parásitos.

En el caso de los gatos, que forman parte de la vida familiar y con los que compartimos espacios, es muy importante conocer al menos las más frecuentes, cómo pueden afectar tanto a nuestra mascota como a nuestra familia y seguir ciertas pautas para prevenirlas.

Se trata de mantener una higiene adecuada, una alimentación saludable, y cumplir los planes de vacunación y desparasitación recomendados por nuestra tienda, Glu Glu Pet, o por tu veterinario de confianza.

¿CUÁLES SON LAS ZOONOSIS EN GATOS Y SUS EFECTOS EN HUMANOS?


RABIA:

Es una enfermedad vírica producida por un Lyssavirus de la Familia Rhadoviridae que afecta a los mamíferos y se transmite por la mordedura o arañazo de un animal enfermo.

Es una enfermedad mortal que no tiene tratamiento curativo.


Cómo afecta al gato:

La enfermedad pasa por varias fases de duración variable, comienza con cambios de comportamiento y de apetito, mostrándose cada vez más nervioso y agresivo con personas y otros animales, exceso de salivación, vómitos, fiebre, y termina muriendo por una parálisis que va evolucionando.

En España, la rabia se considera una enfermedad prácticamente erradicada gracias a los planes de vacunación.



TOXOPLASMOSIS:


Es una infección producida por Toxoplasma gondii, un protozoo con un ciclo biológico que en resumen comprende dos fases:

  • Los felinos son los hospedadores definitivos, Toxoplasma se reproduce y aloja en su intestino, y eliminan los ooquistes del parásito por las heces pudiendo contaminar el suelo, el agua o comida.
  • Los mamíferos, incluido el hombre, y las aves son los hospedadores intermediarios, Toxoplasma se multiplica y aloja en los tejidos; se infectan ingiriendo los ooquistes, eliminados por los gatos, en el agua y plantas o verduras, y también por ingerir la carne de otros mamíferos o aves que a su vez están infectados y llevan unos quistes del parásito en su interior.

Un gato que come un ratón o un pájaro con ooquistes del parásito en sus tejidos volverá a eliminar al cabo de los días ooquistes al exterior.


Los gatos afectados no suelen mostrar síntomas.


En el caso de las personas, la infección se produce por comer carne de mamíferos o aves poco cocinada o verduras que no han sido bien lavadas, por beber agua contaminada y también por manipulación de heces de gato con ooquistes.

Además, puede producirse la transmisión transplacentaria.

Aunque la gran mayoría de las personas inmunocompetentes y no embarazadas no presentan síntomas, los efectos pueden ser graves; en ojos, cerebro o generalizados, en individuos con problemas inmunitarios o para los niños durante el embarazo.

LEISHMANIOSIS FELINA:


Es una enfermedad producida por varias especies del protozoo Leishmania y que se transmite por la picadura de mosquitos del género Phlebotomus.

Afecta también al perro, a otros mamíferos y al hombre.

En el gato la enfermedad suele ser rara, siendo los síntomas más frecuentes la inflamación de los nódulos linfáticos, lesiones cutáneas, pérdida de peso, lesiones oculares y otras.

Las personas se infectan mediante la picadura de los flebotomos, no por contacto directo con los perros o gatos.


BARTONELLOSIS O ENFERMEDAD DEL ARAÑAZO DEL GATO:


Las pulgas inoculan las bacterias Bartonella henselae a los gatos mediante la picadura.

Los gatos llevan las bacterias en su sangre sin mostrar sintomatología.

La transmisión a las personas no es desde la sangre del gato, sino por medio de arañazos del gato cuyas garras pueden vehicular heces de pulgas contaminadas con bacterias.

En el hombre produce lesiones cutáneas, inflamación de los ganglios y puede llegar a afectar a varios tejidos y de forma muy grave al hígado.


TOXOCARIASIS:


Toxocara cati es un gusano intestinal del gato que puede transmitirse al hombre por los huevos eliminados por gatos que eliminan por las heces.

Los gatos se infectan al ingerir ratones hospedadores del parásito o huevos directamente de zonas contaminadas.

Los gatitos son los que más padecen la enfermedad, aunque los gatos adultos muy parasitados también pueden hacerlo.

Los gatos adultos son fuente de contaminación.

Generalmente se trata de síntomas digestivos por la presencia de los gusanos en el intestino de los gatos, aunque también puede haber otros síntomas como respiratorios.

La toxocariosis es una zoonosis muy presente tanto en países en vías de desarrollo como en los desarrollados.

Las personas se pueden infectar de varias maneras:

  • Por ingestión directa de los huevos que contaminan el entorno (suelos, etc.), ingestión de verduras mal lavadas o incluso de la carne de otros mamíferos que están infectados.
  • En las personas, los gusanos no se convierten en adultos, pero las larvas que salen de los huevos ingeridos atraviesan diversos tejidos produciendo el llamada Síndrome de la Larva Migrans que presenta varias manifestaciones. Los niños son el sector de la población que más riesgo presenta.

Otros ejemplos de gusanos intestinales del gato que pueden afectar a las personas son:

  • Caninum: causa en las personas una enfermedad muy grave llamada equinococosis multilocular.
  • Dipylidium: los gatos y personas se infectan por ingestión de pulgas o piojos con la fase larvaria.

DERMATOFITOS:

Microsporum canis es el principal hongo causante de la dermatofitosis o “tiña” en gatos que produce lesiones cutáneas y puede contagiarse al hombre.

Prevención y consejos:

Visitar regularmente al veterinario y seguir el plan de desparasitación mensual.

Pregunta por la Doble Protección Mensual que asegura la dosis justa en el momento exacto para proteger a tu gato tanto externa como internamente minimizando el riesgo de transmisión de zoonosis.

Cumplir con el plan de vacunación de tu mascota recomendado por tu veterinario.

La vacunación de rabia en el gato es obligatoria por ley en muchas zonas de España y en muchos paises.

Una alimentación saludable y equilibrada, pregunta en nuestra Tienda Glu Glu Pet, la mejor alimentación para tu gato, que para sus necesidades es fundamental que la salud de tu gato y así no caiga ante los parásitos.



Medidas de higiene:

  • Limpieza del animal.
  • De sus zonas de juego y de sus accesorios.
  • Limpieza del arenero, con la precaución de utilizar guantes.
  • Lavarnos las manos con frecuencia.

Comprobar asiduamente el estado del pelo y la piel de nuestro gato.

Prestar especial atención en el caso de que nuestro gato acceda al exterior, tenga contacto con otros animales, pueda cazar o ingerir ratones u otros animales, insectos o comida que desconocemos.

En el caso de que vayamos a viajar con nuestro gato, consultar con el veterinario sobre posibles riesgos de enfermedades en el destino.

En Glu Glu Pet os recomendamos recordar especialmente a los niños la importancia de todas las medidas de higiene tanto para su gato, como para ellos, y desinfectar rápidamente heridas o picaduras.

Nuestros gatos son animales muy independientes y curiosos, cazadores por naturaleza y muy preocupados por su higiene y su aseo diario.

Sus instintos felinos los acabarán poniendo en situación de indefensión y en contacto con algunos parásitos indeseables.

Guía de cómo desparasitar a tu gato - Imagen 3

PARÁSITOS: EL GUSANO GANCHO.

En Europa, algunos estudios sugieren que hasta el 10% de la población felina doméstica está, o estará, infestada por el gusano gancho y acabará sufriendo una infección parasitaria intestinal.

Ancylostoma tubaeforme, conocido como gusano gancho, es un parásito muy nocivo y común en el sur de Europa.

Actúa como un auténtico vampiro, adhiriéndose al intestino de nuestra mascota para alimentarse de la sangre y los tejidos que le roba.

La anquilostomiasis es la enfermedad generada por este nematodo intestinal.

Se trata de una enfermedad a veces grave que causa pérdidas de sangre y puede poner en peligro la vida de nuestro gato.

Como se trata de una parasitosis crítica, se diagnostica y trata fácilmente, pero es también un riesgo importante para los humanos, ya que es una zoonosis, y la podemos contraer a través del contagio por la piel o por la ingesta directa derivada de una mala praxis higiénica por nuestra parte.

Una buena higiene preventiva será la mejor manera de ayudar a nuestro gato, controlando las infecciones por anquilostomas.

El ciclo de vida del gusano gancho se resume de la siguiente manera:

  • Las larvas inician su vida después de eclosionar los huevos.
  • Estas larvas serán infectantes en unos días.
  • Nuestro gato puede infectarse mediante ingestión directa de las mismas, desde el suelo o medios contaminados.
  • También se produce por simple contacto y penetración a través de la piel.
  • Una situación muy específica se produce cuando una hembra infectada puede acabar transmitiendo el parásito a sus crías a través de la leche con la que las amamanta.
  • A diferencia del caso de los perros, en los gatos no se ha establecido la posibilidad de contagio a través de la placenta durante la gestación.
  • Las larvas entran en el gato y en el intestino tendremos los gusanos adultos.

Estos gusanos son pequeños, con silueta redondeada y una forma característica de gancho en su parte anterior, donde se ubica su boca con dientes cortantes.

Son precisamente estos dientes los que utiliza para perforar la piel y alcanzar el riego sanguíneo, y para fijarse a las paredes intestinales de nuestra mascota desde donde le chuparán la sangre.

Estos gusanos producirán los huevos.

El gato infectado será el originador del nuevo ciclo vital que necesita el gusano, expulsando finalmente los huevos dentro de sus heces.

Los indicios y gravedad de la anquilostomiasis dependen de la cantidad de parásitos presentes en el animal, por lo que, si detectamos cualquier síntoma deberemos acudir a nuestro veterinario para que realice una exploración al microscopio en busca del parásito en las heces.

Los síntomas más notables y comunes de esta enfermedad son:

  • Heces y diarrea de color oscuro por la presencia de sangre.
  • Signos de anemia con palidez de las encías y las mucosas.
  • Pérdida de peso, desnutrición y debilitamiento físico.
  • Pelo desgreñado y sin brillo.
  • Apatía y bajo estado de ánimo.
  • Signos cutáneos y signos respiratorios cuando enfermedad avanza.


Es muy conveniente vigilar la higiene del entorno del gato, con una desinfección regular de las zonas que frecuenta y de la bandeja de arena, y evitar que las mascotas ingieran basuras o se revuelquen en tierras sospechosas de estar contaminadas con larvas, aunque muy a menudo esto va a ser difícil de conseguir.

La mejor medida preventiva será llevar periódicamente a nuestro gato al veterinario, para realizarle los análisis y desparasitaciones que nos prescriba, y visitando nuestra tienda especializada, Glu Glu Pet, dónde te serviremos los mejores productos para una mejor desparasitación, garantizando así la protección de nuestro gato por dentro y por fuera de su organismo mediante una Doble Protección Mensual de confianza.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE QUE DESPARASITE A MI GATO?

En nuestro entorno existen numerosos parásitos que son altamente perjudiciales e incluso potencialmente mortales para nuestro gato.

Como ya hemos mencionado más arriba, en este artículo, muchas de estas enfermedades son zoonóticas y que pueden transmitirse a las personas.

Guía de cómo desparasitar a tu gato - Imagen 4

¿POR QUÉ SE RECOMIENDA UNA DOBLE DESPARASITACIÓN COMPLETA?

Existen muchas opciones para desparasitar a tu gato, aunque la mayoría sólo ofrecen protección externa: pulgas y garrapatas, o interna: gusanos y tenia, y no ambas.


Por lo que se recomienda una Doble Protección Completa para que tu mascota esté protegida ante parásitos internos y externos todos los días del año y en una misma toma.

¿CÓMO DESPARASITAR A TU GATO?

En Glu Glu Pet te recomendamos que es necesario adaptar el programa de desparasitación a las características de tu gato, ya que el tratamiento frente a los parásitos internos y externos variará según la edad, el estilo de vida y zona geográfica; dónde vivas y a dónde te desplaces.

En nueste tienda, Glu Glu Pet y en tu veterinario te recomendaremos el más adecuado.


Para conseguir una protección frente a los parásitos más frecuentes del gato, una desparasitación mensual adaptada a las características de tu gato será la opción más efectiva.


Pregunta en Glu Glu Pet o en tu veterinario, por la Doble Protección Completa antiparasitaria, y evita que tu gato, y tu familia, se contagien de los parásitos más comunes de tu entorno.

Guía de cómo desparasitar a tu gato - Imagen 5

¿QUÉ TE RECOMENDAMOS DESDE GLU GLU PET A LA HORA DE ESCOGER UN PRODUCTO ANTIPARASITARIO?

  • Protección frente a gusanos, pulgas, garrapatas y otros ácaros.
  • Prevención de contagio a la familia.
  • Administración mensual.
  • Aplicador cómodo y seguro para gatos.

PARÁSITOS: LA PULGA DE LOS GATOS.

La pulga de los gatos no vuela, pero corre mucho y salta.

En relación a su diminuto tamaño, las pulgas son un pequeño gran enemigo.

Si detectamos la presencia de estos pequeños parásitos en nuestro gato, es importante que comencemos, cuanto antes, el proceso de desparasitación para evitar que la infección vaya a más y también que la plaga se extienda a nuestra casa.

Las pulgas que encontramos con mayor frecuencia en los gatos es la llamada Ctenocephalides felis.

Es un parásito de apenas unos milímetros, de forma aplanada y alargada, de color oscuro, y muy duro, es casi imposible matarla aplastándola con la yema de los dedos.

¿CÓMO ES EL CICLO DE LA PULGA EN LOS GATOS?


A los dos días de haberse instalado en nuestro gato, la pulga hembra puede poner de 30 hasta 50 huevos diarios que caerán del pelaje del animal junto con las heces de la pulga.

Estas heces acumulan restos de la sangre no digerida y serán el sustento de la larva permitiendo su desarrollo.

Las larvas se esconderán en lugares alejados de la luz, como alfombras o tapicerías, donde evolucionarán hasta convertirse en crisálidas envueltas en un capullo pegajoso.

Dentro del capullo, la pulga alcanzará la etapa adulta y emergerá en cuestión de segundos y saltará sobre nuestro gato, que se haya aproximado.

La pulga se alimenta de la sangre de nuestro gato.

Lo primero que hará será inocular su saliva en la herida que haya producido para evitar que la sangre coagule y asegurar que la herida no se cierre y poder succionar durante más tiempo y en el mismo sitio.

¿QUÉ SÍNTOMAS SE VEN EN UN GATO CON PULGAS?


El síntoma principal de una infestación por pulgas es el picor, que hará que nuestro gato se rasque, lama o muerda con frecuencia, pudiendo aparecer heridas o eczemas.

Si observamos estos comportamientos, deberemos explorar su cuerpo en busca de pulgas.

A simple vista es difícil localizar una pulga debido a su pequeño tamaño y sus rápidos movimientos.

Podremos encontrar más fácilmente sus excrementos y así detectar la infestación.

Si peinamos al gato sobre una superficie clara y recogemos las migas oscuras que hayan caído de su pelaje con un pañuelo húmedo, observaremos que la migas se disuelven y aparecen unas manchas rojas debidas a la sangre que forma los excrementos.

Si hemos encontrado estos indicios de la presencia de pulgas, el siguiente paso será acudir a nuestra tienda especializada, Glu Glu Pet o a tu veterinario para que os prescribamos un método antipulgas eficiente para nuestro gato cómo por ejemplo las pipetas antiparasitarias.

¿CÓMO PERJUDICAN LAS PULGAS A LA SALUD DEL GATO?


Las pulgas no sólo son incómodas, sino que también pueden originar efectos nocivos en el gato.

Derivados de la pérdida de sangre succionada, pueden aparecer síntomas de anemia, debilidad e incluso muerte en gatos cachorros.

Como rechazo a la picadura, puede aparecer una reacción alérgica con fuerte picor y ocasionalmente enfermedades de la piel.

Durante el acicalamiento, el gato puede ingerir alguna pulga y trasladar a su sistema digestivo los agentes infecciosos que aquella haya portado, incluyendo huevos de tenias y algunas bacterias que pueden llegar a dañar los glóbulos rojos del gato.

Una de las medidas preventivas más importantes, es tener la casa y el entorno libre de pulgas.

Una vez hayamos liberado a nuestro gato de las incómodas pulgas, deberemos asegurarnos de que no siguen presentes otras pulgas en los espacios donde habitualmente duerme, juega, descansa o se rasca.

Existen múltiples métodos en nuestra tienda especializada, Glu Glu Pet, para conseguirlo con eficacia.

Conviene actuar preventivamente sobre el animal acudiendo a nuestra tienda especializada, Glu Glu Pet, o a tu veterinario de confianza para solicitarle que nos haga un plan preventivo adecuado que incluya la Doble Protección Mensual frente a parásitos internos y externos: protegiendo a nuestra mascota de gusanos, pulgas, garrapatas y otros ácaros.

Guía de cómo desparasitar a tu gato - Imagen 6

PARÁSITOS: EL GUSANO DEL CORAZÓN EN GATOS, UN RIESGO INSOSPECHADO.

Su tranquilidad suele ser absoluta porque se cree que nuestro gato, al pasar la mayor parte de su tiempo en el interior de casa, está expuesto a muchos menos parásitos.

El gato doméstico es un huésped atípico del parásito Dirofilaria immitis, gusano de la familia de los nematodos, conocido como gusano del corazón por introducirse a través del sistema pulmonar e intentar llegar al corazón.

La incidencia de la dirofilarosis en los gatos es 10 veces menor que la incidencia de esta en los perros; no obstante, el diagnóstico de la infección en los gatos es más difícil y es probable que estas incidencias sean mayores.

La propensión a desarrollar los parásitos es menor, típicamente adquieren un número menor de gusanos y de menor tamaño, y el periodo de infección es más corto, en torno a los 2-4 años.

En el gato causan infecciones más problemáticas que, por su menor frecuencia de incidencia, pueden originar diagnósticos equivocados y suponer un grave peligro para el gato.

La edad habitual de los gatos infectados ronda entre 3 y 6 años.

La infección por el gusano del corazón se inicia con la picadura de un mosquito que transmite unas larvas a través de su saliva.

Éstas van migrando por los tejidos hasta alcanzar la vasculatura pulmonar pasados 3-4 meses de la inoculación.

El gato tiene una buena respuesta inmunológica y por ello muchas larvas mueren cuando entran en el pulmón, de manera que sólo unos 2-4 parásitos se convierten en gusanos adultos y pueden permanecer alojados en las arterias pulmonares.

Es más raro que los gatos tengan los gusanos en el corazón.

La enfermedad en los gatos puede ser más seria que en los perros.

Cuando las larvas entran en la vasculatura pulmonar, el gato puede mostrar una enfermedad respiratoria, que a veces puede ser grave.

Las pocas larvas que sobreviven y evolucionan a gusanos adultos viven en las arterias pulmonares sin provocar signos en los gatos, cuando estos gusanos mueren al cabo del tiempo, originan de nuevo un proceso en el gato que puede conducir a su muerte, de manera que la muerte de incluso un único gusano puede matar al animal.

Algunos gatos pueden permanecer asintomáticos y nunca mostrar signos de enfermedad.

Los signos clínicos de la infección parasitaria por el gusano del corazón son muy poco específicos.

El diagnóstico únicamente por los signos clínicos esNmuy difícil.

Generalmente se trata de signos respiratorios y gastrointestinales y pueden ser agudos o crónicos.

Podemos destacar:

  • Intolerancia al ejercicio, letargo, falta de energía, dificultad para caminar.
  • Pérdida de apetito, pérdida de peso, anorexia.
  • Tos, dificultad respiratoria, respiración acelerada.
  • Vómito intermitente, diarrea.
  • Taquicardia, convulsiones, shock, desmayo.
  • Ansiedad, boca abierta.
  • Se pueden presentar muertes súbitas sin otros signos evidentes.

El tratamiento de la dirofilariosis felina no es fácil, así que es muy importante la prevención de la enfermedad en los gatos que vivan en zonas donde hay enfermedad en perros, incluso aunque se trate de gatos de interior, ya que los mosquitos pueden introducirse dentro de las viviendas.

Lo mejor es aplicar una buena profilaxis mensual, que en nuestra tienda, Glu Glu Pet, te aconsejamos su aplicación, sobre todo coincidiendo con las épocas cálidas y húmedas de mayor actividad de los mosquitos.

El plan incluirá la administración de la Doble Protección Mensual frente a parásitos internos y externos, utilizando el antiparasitario más adecuado.

Guía de cómo desparasitar a tu gato - Imagen 7

PARÁSITOS: DIPYLIDIUMS Y TENIAS EN GATOS, LOS LADRONES SILENCIOSOS.

Existen unos ladrones silenciosos que, con absoluta discreción, se alojan dentro de nuestros gatos y subsisten cómodamente a expensas de su dieta.

¿QUÉ SON LOS DIPYLIDIUM O TENIAS EN GATOS?


Los Dipylidium y las tenias son unos gusanos que se comportan como parásitos internos del intestino, presentes en todo el mundo, y que afectan a los gatos, pudiendo llegar a infestar también a los humanos, aunque esto resulta bastante ocasional y difícil.

Se trata de gusanos planos, cestodos, de color blanquecino, que alcanzan bastantes centímetros de longitud y que están provistos de un cuerpo dividido en segmentos, con una cabeza dotada de ganchos y ventosas para adherirse a las paredes intestinales de su huésped.

Son gusanos hermafroditas que albergan sus huevos en los segmentos posteriores de su cuerpo para desprenderse de ellos, para liberarlos al exterior junto a las heces del gato.

¿CÓMO ES EL CICLO VITAL DEL DIPYLIDIUM O TENIA EN GATOS?


Antes de convertirse en gusano adulto dentro del gato, hospedador definitivo, el Dipylidium o la tenia deben pasar por una o dos fases larvarias dentro de otros huéspedes intermediarios, que pueden ser principalmente roedores, en el caso de las tenias, o pulgas, en el caso de los Dipylidium, que hayan ingerido las heces de gatos contagiados y algunos peces de agua dulce.

En los casos de gatos cazadores de roedores, es fácil que las larvas desarrolladas en el interior de roedor lleguen al tracto digestivo del gato, se instalen allí hasta transformarse en gusanos adultos y pongan huevos para iniciar un nuevo ciclo vital.

Más habitual es la infestación a través de la ingesta de otros parásitos externos, las pulgas, que actúan como intermediarios.

Si el gato está infestado por pulgas que han ingerido huevos de Dipylidium, es muy habitual que, durante el acicalamiento y aseo, nuestra mascota ingiera alguna al lamer su pelo y entonces las pulgas alcancen el estómago del felino, donde se descompondrán y liberarán las larvas que se engancharán en el revestimiento del intestino delgado e iniciaran el ciclo vital de la tenia.

¿QUÉ SÍNTOMAS PRESENTA UN INFECCIÓN POR TENIAS?


Las infecciones por tenias o Dipylidium son asintomáticas, o presentan únicamente un cierto picor e irritación anal por la presencia de fragmentos de la tenia alrededor del ano, que provocarán el lamido frecuente del perineo.

Sólo en casos de infecciones elevadas, cómo el de tenias, la sintomatología puede ser más severa y producir signos entre los que pueden existir los siguientes:

  • Obstrucción intestinal producida por la multiplicación de los cestodos durante un largo periodo de tiempo hasta producir una masa de gusanos que tapona el intestino y puede ocasionar vómitos, estreñimiento, diarrea y dolor abdominal. Como consecuencia de ello puede haber una disminución del apetito y un rechazo de la alimentación diaria.
  • Desórdenes metabólicos producidos por la sustracción de nutrientes que realiza la tenia. Como consecuencia aparecerán signos de malnutrición, pérdida de peso, pelo con mal aspecto y problemas de crecimiento en los cachorros.

Para prevenir el contagio de la tenia, es recomendable evitar la alimentación con carne o pescado sin cocinar, y en el exterior, evitar que nuestro gato coma animales muertos o capture roedores silvestres.

Es muy importante mantener un hábito higiénico adecuado, evitando y eliminando las pulgas, y controlando la limpieza del ambiente donde vive nuestro gato.

Conviene desparasitar al animal acudiendo a nuestra tienda especialiazada, Glu Glu Pet o a tu veterinario de confianza para solicitarle que nos haga un plan preventivo adecuado que incluya una Doble Protección Mensual que le proteja frente a parásitos internos y externos.

Bibliografía:

-Guías ESCCAP
-Enfermedades infecciosas felinas, M. Luisa Palmero y Vanesa Carballés. Ed. Servet 2010.

¿Necesitas ayuda?

Llámanos o escríbenos

¡Síguenos en las redes!

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir ofertas y novedades exclusivas.