ENVÍOS GRATIS A PONTEVEDRA CIUDAD A PARTIR DE 10€

Mi cuenta
0 artículos

¡Todavía no hay productos!

Temas

Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal.

08/06/2021 · Noticias

Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal.

En Glu Glu Pet nos sumamos a la campaña de WWF por unos océanos limpios de plásticos.

Nos preocupamos por el Medio Ambiente, los océanos y cualquier hábitat dónde vivan cualquier especie animal, nos preocupa que estén cuidadas y libres de cualquier contaminación.

Cada año se vierten a la naturaleza 100 millones de toneladas de residuos de plástico y la décima parte acaba en los océanos, provocando impactos que van desde las profundidades del mar hasta nuestros platos.

El plástico está ahogando el planeta y es una de las principales amenazas para la salud, el medio ambiente y las economías del mundo.

Una parte importante de esos vertidos de plástico que está acabando con la vida miles de especies marinas son las “redes fantasma”, redes y artes de pesca abandonadas, perdidas o descartadas que suponen el 10% del total de residuos y vertidos al mar.

Se calcula que entre 500.000 y 1 millón de toneladas de redes y artes de pesca se abandonan en el océano cada año y se convierten en trampas mortales para mamíferos, tortugas y aves marinas que mueren enredadas o asfixiadas en estas trampas.

El enredo en estas mallas puede provocar hambre, dificultad para respirar y moverse, o incluso una muerte lenta y dolorosa.

Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal. - Imagen 1

NO MÁS REDES FANTASMA. POR UNA #NATURALEZASINPLÁSTICOS

Se estima que cerca del 6% de todas las redes de pesca, casi el 9% de las trampas y nasas, y el 29% de todos los sedales de pesca utilizados en el mundo se abandonan, se pierden o se desechan en el medio ambiente.

En el Pacífico Norte, las redes, cabos y cuerdas procedentes de la pesca y el transporte marítimo representan el 46% de las 79 000 toneladas de plástico que flotan en esta área y forman el Gran Parche de Basura del Pacífico.

El nuevo informe lanzando por WWF “Stop redes fantasma, la forma más letal de plástico marino”, señala también que más del 90% de las especies capturadas por las redes fantasma tienen valor comercial.

En WWF han declarado la guerra al plástico en la naturaleza.

Si no cambiamos el ritmo de producción y consumo de plástico, en el año 2050 habrá más plástico que peces en nuestros mares. Trabajan para que se regule el uso y descarte de estas redes, mejorar su trazabilidad y para incentivar el uso de materiales biodegradables en las artes de pesca y así conseguir proteger a algunos de los tesoros de nuestro planeta: ballenas, tortugas, pingüinos, delfines, focas y tiburones.

Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal. - Imagen 2

LA ONU LUCHA POR MANTENER LOS OCÉANOS LIMPIOS DE PLÁSTICOS:

Objetivo 14: Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos.

Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal. - Imagen 3

  • Los océanos cubren las tres cuartas partes de la superficie de la Tierra, contienen el 97 por ciento del agua del planeta y representan el 99 por ciento de la superficie habitable del planeta en volumen.
  • Más de tres mil millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su sustento.
  • A nivel mundial, el valor de mercado de los recursos marinos y costeros, y su industria se estima en $ 3 billones por año o alrededor del 5 por ciento del PIB mundial.
  • Los océanos contienen casi 200,000 especies identificadas, pero las cifras reales pueden ser de millones.
  • Los océanos absorben alrededor del 30 por ciento del dióxido de carbono producido por los humanos, amortiguando los impactos del calentamiento global.
  • Los océanos sirven como la mayor fuente de proteínas del mundo. Más de 3.000 millones de personas dependen de los océanos como fuente principal de proteínas.
  • La pesca marina emplea directa o indirectamente más de 200 millones de personas.
  • Los subsidios a la pesca están contribuyendo al rápido agotamiento de muchas especies y están impidiendo los esfuerzos para salvar y restaurar la pesca mundial y los empleos asociados a esta, causando que la pesca oceánica genere US $ 50 mil millones menos por año de lo que podrían.
  • Los espacios de mar abierto muestran que los niveles actuales de acidez han aumentado en un 26 por ciento desde el comienzo de la Revolución Industrial.
  • Las aguas costeras se están deteriorando debido a la contaminación y la eutrofización. Sin esfuerzos coordinados, se espera que la eutrofización costera aumente en 20 por ciento de los grandes ecosistemas marinos para el año 2050.

El océano impulsa los sistemas mundiales que hacen de la Tierra un lugar habitable para el ser humano. Nuestra lluvia, el agua potable, el tiempo, el clima, los litorales, gran parte de nuestra comida e incluso el oxígeno del aire que respiramos los proporciona y regula el mar.

Una gestión cuidadosa de este recurso mundial esencial es una característica clave de un futuro sostenible. No obstante, en la actualidad, existe un deterioro continuo de las aguas costeras debido a la contaminación y a la acidificación de los océanos que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad. Asimismo, también está teniendo un impacto perjudicial sobre las pesquerías de pequeña escala.

Proteger nuestros océanos debe seguir siendo una prioridad. La biodiversidad marina es vital para la salud de las personas y de nuestro planeta. Las áreas marinas protegidas se deben gestionar de manera efectiva, al igual que sus recursos, y se deben poner en marcha reglamentos que reduzcan la sobrepesca, la contaminación marina y la acidificación de los océanos.

Para 2050 habrá más plásticos que peces en los océanos a menos que la gente deje de utilizar artículos de un solo uso elaborados con este material, como las bolsas y las botellas.

Según el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), la contaminación plástica está presente en todas partes, desde las playas de Indonesia hasta en el fondo del océano en el Polo Norte y está ascendiendo por la cadena alimenticia hasta llegar a nuestras mesas.

En 1950, con una población de 2.500 millones de habitantes, el mundo produjo 1,5 millones de toneladas de plástico; el pasado año, con una población de más de 7 mil millones, se produjeron 300 millones de toneladas, con graves consecuencias para las plantas y los animales marinos.

"Según algunas estimaciones, el 99% de todas las aves marinas habrán ingerido algún tipo de plástico a mediados del siglo", dijo Petter Malvik, Oficial de Comunicaciones del PNUMA.

A principios de este año, la ONU declaró la guerra contra el plástico oceánico, lanzando la campaña #Mareslimpios, durante la Cumbre Mundial del Océano organizada en Bali por The Economist.

La iniciativa insta a los gobiernos a aprobar políticas de reducción de plásticos, urge a las industrias a disminuir los empaques que utilizan este material y a rediseñar productos y llama a la gente a cambiar sus hábitos.

Durante el encuentro, Indonesia se comprometió a eliminar su basura marina en un 70 por ciento para 2025; Uruguay anunció que impondrá impuestos a las bolsas plásticas de un solo uso y Kenya acordó eliminarlas por completo.


Hace click en la imagen para ampliarla. Infografía: ONU Medio Ambiente
"La campaña #Mareslimpios ya ha logrado importantes victorias para los océanos, pero el trabajo está lejos de terminar. Para 2022, pretendemos alcanzar la prohibición global de las microperlas en los productos de cuidado personal y los cosméticos y una drástica reducción en la producción y uso de plástico de un solo uso", dijo Malvik.

Las microperlas son pequeñas piezas de plástico utilizadas, entre otras cosas, en productos exfoliantes y pasta de dientes. Se describen en los ingredientes como polietileno o polipropileno.
Dada la cantidad de plástico presente hoy en los océanos, gran parte de la vida marina lo ingiriere directamente o a través de la alimentación con criaturas marinas más pequeñas.

El oficial de Industria Pesquera de la FAO, Petri Suuronen, afirmó a Noticias ONU que estos microplásticos a menudo transportan contaminantes tóxicos y representan un riesgo real para la seguridad alimentaria y la salud humana si entran en la cadena alimentaria a través de los peces que comemos.

Con una población planetaria estimada en 9.700 millones de personas en 2050, la amenaza de las poblaciones de peces contaminados con microplásticos y sus toxinas asociadas sería muy grande”, agregó.

Además de los peligros para los seres humanos, los microsplásticos amenazan a los peces y a las aves que los confunden con alimentos y mueren de hambre.

Los microplásticos se generan de dos formas. O son fabricados, no sólo como microperlas, sino también como microfibras que se desprenden de nuestras ropas en el lavado, o se crean cuando las olas y la luz del sol rompen piezas de plástico más grandes.

Una fuente de microplásticos son los aparejos de pesca abandonados, perdidos o desechados.

En 2009, la FAO estimó que hay unas 640.000 toneladas de redes abandonadas en el fondo marino en todo el mundo. Gran parte de estas redes continúa atrapando a los animales marinos en lo que se ha denominado "pesca fantasma".


Aparte de sus efectos nocivos, el plástico desechado tiene inconvenientes económicos.

Los materiales de embalaje de plástico con un valor de no menos de 80 mil millones de dólares se pierden cada año, según un informe del Foro Económico Mundial y la Fundación Ellen MacArthur, citado por la ONU.


Hace click en la imagen para ampliarla. Infografía: ONU Medio Ambiente
El informe también señala que si esta tendencia contin��a, en 2050, los océanos contendrán más plástico que pescado por peso.

Resolver el problema de la contaminación plástica requerirá acuerdos internacionales.

Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal. - Imagen 4

GLU GLU PET TAMBIÉN APOYA LA CAMPAÑA DE GREENPEACE PARA SALVAR LOS OCÉANOS DE PLÁSTICO:

Debido a que el plástico es muy persistente y se dispersa fácilmente, podemos encontrar plásticos en todos los rincones del planeta, desde el Ártico hasta la Antártida. Una vez los objetos de plástico llegan al mar pueden ser ingeridos por la fauna marina y acumularse en su interior, pueden quedarse en suspensión o flotando en la superficie, pueden finalmente hundirse y permanecer en el fondo marino, o incluso pueden quedar atrapados en el hielo del Ártico. Ya se han encontrado plásticos hasta en las zonas más profundas, a más de 10.000 metros de profundidad.

Los plásticos que encontramos en superficie solo son la punta de iceberg, ya que representan menos del 15% de todos los plásticos que hay en el mar. Actualmente se han identificado cinco zonas de concentración conocidas como “sopas” de plásticos: una en el Índico, dos en el Atlántico (Norte y Sur) y dos en el Pacífico (Norte y Sur).

Estas zonas superficiales tienen una elevada concentración de microplásticos.

En las costas y el litoral también se pueden encontrar altas concentraciones de plásticos, especialmente en regiones con altas poblaciones costeras, con sistemas de gestión de residuos inadecuados, pesquerías intensivas, o turismo elevado.

En el Mediterráneo también encontramos una gran cantidad de microplásticos, similar a las de las “sopas” de plásticos.

De hecho, entre un 21% y 54% de todas las partículas de microplásticos del mundo se encuentran en la cuenca del Mediterráneo. Durante las investigaciones que Greenpeace llevó a cabo en 2015, se recogieron una media de 320 objetos de basura por cada 100 metros de playa muestreada en España, siendo el 75% de estos residuos objetos de plástico.

Cada día se siguen abandonando 30 millones de latas y botellas de plástico en España, que pasan a contaminar nuestro entorno terrestre, costero y marino.

Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal. - Imagen 5

¿QUÉ SUCEDE CON EL PLÁSTICO CUANDO LLEGA A LOS MARES Y OCÉANOS?


Una vez los objetos de plástico llegan al medio marino tardan entre décadas y cientos de años en degradarse.

El tiempo de degradación depende del tipo de plástico y de las condiciones ambientales a las que se expone (luz solar, oxígeno, agentes mecánicos).

En el caso de los océanos, la radiación UV procedente de la luz solar es el principal agente que degrada el plástico.

La acción del oleaje acelera este proceso y como resultado los fragmentos más grandes se van rompiendo en trozos más pequeños, generando microplásticos.

Es difícil estimar el tiempo que tarda en biodegradarse el plástico en los océanos pero se considera que es mucho más lento que en tierra.

Una vez que el plástico queda enterrado, pasa a la columna de agua o queda cubierto por materia orgánica o inorgánica (lo que es muy frecuente en el medio marino) queda menos expuesto a la luz solar, y disminuyen las temperaturas y el oxígeno, lo que retrasa su degradación.

Durante todo este tiempo hasta que se degraden, todos los objetos de plástico que llegan al mar pueden causar graves daños a la fauna marina. Actualmente, unas 700 especies de organismos marinos se ven afectados por este tipo de contaminación.

Cada año, más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar.


Día mundial de los océanos; protégelos de los plásticos tan dañinos para cualquier especie animal. - Imagen 6



¿Necesitas ayuda?

Llámanos o escríbenos

¡Síguenos en las redes!

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir ofertas y novedades exclusivas.